sillin essaxEssax tiene 25 años de experiencia en la fabricación de artículos técnicos en espuma y piel para la industria internacional del calzado, por lo que, ¡tenía que pasar! Fue precisamente en el año 2007, cuando en una feria alguien nos retó a fabricar un sillín con la excusa de que son una plantilla de zapato, con una base y una varilla. La tradición y experiencia familiar de Joaquín Gil, alma mater de Essax, y su afición al ciclismo, fueron el origen de la marca.

Desde entonces y hasta hoy, la ilusión por el producto y la marca siguen intactos, porque tienen la inmensa suerte de trabajar en su pasión, que intentan trasladar a todos y cada uno de los sillines que salen de su fábrica.

100% fabricado en España.

El principal valor que poseen como empresa son sus operarios, y sus manos. Porque en una fábrica donde la función de las máquinas se reduce a la mínima expresión, son ellos precisamente quienes con su habilidad, paciencia y destreza, crean de la nada sus sillines.

Todos y cada uno de los sillines de bicicleta Essax han sido diseñados, inyectados, conformados, troquelados, serigrafiados, grabados, forrados, pegados, lijados, envarillados, supervisados y empaquetados en sus instalaciones de Sax (Alicante, España), por profesionales y artesanos involucrados que aman su trabajo. En definitiva; por personas. Porque Essax son sillines hechos por personas.