otoLa caída de las primeras hojas de los árboles coincide con el final de la temporada ciclista. Últimos entrenamientos y últimas competiciones para poner el punto final a un año que seguro que ha sido intenso. Lo primero que tenemos que hacer en este periodo de descanso es analizar qué hemos hecho en nuestra temporada. Qué hemos hecho bien, qué hemos hecho mal y qué podemos hacer para mejorar. La reflexión sobre todos estos aspectos es importante para plantear la próxima temporada, delimitar nuevos objetivos y motivaciones.

 

Para afrontar este periodo de descanso o de transición debemos ir haciendo una regresión tanto en volumen como intensidad del entrenamiento, no se recomienda “parar en seco”. Y ahora viene la pregunta del millón. ¿Cuánto tiempo descanso?. El tiempo de descanso suele estar entre 2 y 4 semanas e irá en función de la persona. El deportista debe conocerse bien a sí mismo y percibir qué tiempo necesita para recuperarse tanto física y psicológicamente, es decir, que tu cuerpo se haya recuperado totalmente de los esfuerzos anteriores y sobre todo tener ganas e ilusión por volver a entrenar y competir.

Durante este tiempo descanso no debemos parar nuestra actividad por completo. Ha de ser un descanso activo y ello colaborará en que no haya une regresión total del estado de forma. Podemos coger la bicicleta un par de días a la semana para dar un paseo o bien disfrutar de otros deportes que no se hacen habitualmente: un partidillo de pádel, de fútbol, tenis, salir a caminar, etc. En definitva, poder disfrutar de aquellas actividades que no podemos realizar durante el año debido a las exigencias del entrenamiento.

Desde Training4ll esperamos que disfrutéis de este periodo y que sobre todo renovéis las ilusiones para la temporada que se aproxima.